Páginas vistas en total

domingo, 3 de febrero de 2019

Yoga sin más

Acabo de terminar mi práctica y aquí estoy con una infusión.

Llevo mucho tiempo observando en que se ha convertido el yoga. La cantidad de estilos que hay, ofrecen una variedad increíble de práctica. Yo digo que cada uno tiene que encontrar la suya. Da igual la que sea, encuentra la que más te llene, la que te haga enfrentarte a ti en tu esterilla.
Pero no te olvides que el yoga se practica fuera de la esterilla también, para mí es un estilo de vida. Y en mi vida entró hace 8 años. Y poco a poco he ido ( y sigo) descubriendo que es. Las emociones que despiertan en mi practica , si ha sido una buena práctica o no tan buena, pero intentando NO juzgarla.
Hay días difíciles en los que tienes una lucha importante con tu mente, con tu no puedo, con tu ¿ qué tengo que hacer después de practicar?, o lo que te haya perturbado durante el día, o durante días. A lo mejor estás pasando una racha triste en tu vida y te cuesta hasta abrir la esterilla, pero confía y si es así respira. Siempre respira.

Siempre respira, ¿ te has dado cuenta cuando te enfadas que siempre te han dicho cuenta hasta 10?. o  cuando lloras desconsolad@ ¿necesitas coger aire? .Porque es ahí donde empiezas a tener el control otra vez pero dejando fluir lo que te ha puesto en ese estado. Cuando nacemos venimos dando una gran inhalación, llenando nuestro ser de vida. Cuando morimos lo último que hacemos es exhalar.

Aparte de todo esto, no paro de ver en redes sociales que la práctica es como haber quien mola mas. Lo siento pero es así, algo distorsionado. Esto no es cuestión de haber quien lleva las mallas más bonitas, el top o camiseta más bonita. O quién es más del circo del sol. Tengo muchos alumnos practicantes que cuando vienen a practicar yoga dicen, no pero es que no soy flexible, o se ríen porque tienen unas expectativas muy altas de que nunca harán algo "bien "en su práctica.... En  yoga no hay ni bien ni mal. Solo la búsqueda de tu práctica, la que te haga feliz. Hacer yoga no es hacer deporte, y eso es otra cosa que me rechina en los oídos y en el alma. Pon una intención en tu práctica, conecta contigo, escúchate. Se nos olvida hacer esto aunque sea un tiempo durante el día.

Estás en tu búsqueda de luz, de tu yoga, de tu respiración, es un camino...no es no puedo tocarme el dedo del pie. DA IGUAL. Disfruta de tu camino. El yoga es como la vida.... de eso se trata de disfrutar del camino contigo mismo.

Algunos días no tengo ganas de practicar, antes me volvía loca porque sino practicaba una hora me enfadaba o me juzgaba, diciéndome que era una mala yogui.... Y esto no es así, ahora me siento y medito cuando no tengo ganas de practicar y me relajo, respiro y conecto de otra manera.
Si en algún momento te pasa eso yo te recomiendo desde mi experiencia, buscar un momento para ti, abrir tu esterilla sentarte cómodamente o incluso tumbarte, cerrar los ojos y respirar. Lo demás llega después.

Disfruta siempre de tu momento presente y se feliz.
Nos seguimos leyendo.
Namasté